Baleares cuenta con dos de las viviendas más sostenibles del mundo


Las viviendas Can Tanca en Ibiza y Proyecto Tierra en Mallorca se han alzado con el mayor reconocimiento de edificación sostenible al hacerse con el certificado Passivhaus Premium, otorgado a las viviendas más eficientes del planeta por parte del instituto alemán del mismo nombre . Baleares cuenta así con dos de las viviendas más sostenibles del mundo, avaladas por su bajo consumo energético y su  elevado confort interior.

Desde la inmobiliaria en Mallorca e Ibiza Durendesa® te acercamos a estos dos modelos de sostenibilidad para que conozcas más acerca de las viviendas pasivas: un estándar de construcción surgido en los 90 en Alemania con los recursos de la arquitectura bioclimática (diseño de edificios según las condiciones climáticas y los recursos disponibles como sol, lluvia o vegetación) y la eficiencia energética.

Can Tanca- Ibiza

Can Tanca (Ibiza)
Can Tanca (Ibiza)

Esta vivienda de 210 metros cuadrados se encuentra ubicada en Sant Llorenç (Ibiza) y responde al uso de materiales renovables en su construcción. Destaca por una estructura de madera procedente de bosques sostenibles, aislamientos de fibra de madera, suelo de bambú y grava extraída de edificios antiguos. Can Tanca, desconectada de la luz eléctrica y del agua, minimiza las emisiones de gases nocivos y reduce en un 80% las necesidades de climatización. La baja demanda la cubre con energía solar propia.

Proyecto Tierra –Mallorca

Proyecto Tierra (Mallorca)
Proyecto Tierra (Mallorca)

En este caso, como bien alude el nombre, su estructura está realizada con tierra, siguiendo también los más estrictos controles de eficiencia energética y aislamiento. Esta vivienda ubicada en Llucmajor ha sido la primera certificada realizada con bloque de tierra compactada (BTC), que proviene de la propia finca.

Ambos ejemplos pasan a convertirse así en referencias mundiales de la edificación sostenible, según el Passivhaus Institute, la entidad certificadora a nivel internacional de las casas pasivas. La baja demanda energética, el alto grado de hermeticidad y la producción de más energía renovable de la que consume, entre otros factores, los convierte en edificios Passivhaus Premium.

Cabe destacar que en el mundo solo dos viviendas más tienen actualmente certificación en esta categoría y las tres están en Alemania. Los reconocimientos a estos trabajos en Baleares sirven para demostrar que las viviendas pasivas en España son una realidad que pretende ir en aumento. Se suman así a las distintas posibilidades que el mercado inmobiliario en Baleares puede ofrecer en el futuro, según añaden los asesores e inversores inmobiliarios en Mallorca e Ibiza de Durendesa®.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *