¿Dónde vivir en Mallorca?


Sierra de Tramuntana
Sierra de Tramuntana (Mallorca)

Si estás pensando en mudarte a vivir a Mallorca o quieres cambiar de zona de residencia dentro de la isla. En esta sección te ofrecemos una breve guía con algunas de las mejores zonas para vivir en Mallorca. Pueblos de interior como Alaró o Algaida, donde se pueden encontrar chalets y villas llenas de encanto a buen precio; el municipio de Andraxt y su puerto, en el que se concentran algunas de las propiedades más exclusivas de Mallorca, o el Port d’Alcudia, una referencia en la zona norte de la isla, en el que es posible encontrar desde modernos apartamentos a agradables villas frente al mar.

Curiosidades, conexiones de transporte, servicios sanitarios y colegios, cultura, gastronomía… Consulta las características de cada uno de estos lugares privilegiados a orillas del Mediterráneo y empieza a construir, desde ya, tu nueva vida.

 

ALARÓ

Pueblo de Alaró - Mallorca
Pueblo de Alaró – Mallorca

Famoso por su castillo y por su espectacular paisaje, Alaró es un municipio lleno de atractivos para vivir en Mallorca. Está situado en la parte occidental de la isla y es un pueblo típico mallorquín de interior, tranquilo, cuidado y perfectamente comunicado con el dentro de Palma, a solo media hora en coche. Al lado están algunos de los pueblos más bonitos de la Serra de Tramuntana y sus alrededores: Consell, Binissalem, Lloseta, Escorca, Santa María del Camí, Mancor de la Vall y Buñola. Su población es de unos 5.200 habitantes y es uno de los pueblos de residencia preferidos por los que trabajan en Palma e Inca, dos de los principales núcleos de actividad económica de Mallorca.

ALCUDIA

Alcudia - Mallorca
Alcudia – Mallorca
Playa de Alcudia - Mallorca
Playa de Alcudia – Mallorca

Ubicado en el norte de Mallorca, es uno de los pueblos con el patrimonio histórico más interesante de la isla. Ideal para los que quieren vivir al lado del mar sin renunciar al encanto más auténtico y tradicional de Mallorca. Con gran afluencia turística durante todo el año, especialmente en los meses centrales del verano, es uno de los lugares que en invierno mantiene una gran actividad, tanto diurna como nocturna. Por eso son muchos los que lo eligen para vivir cómodamente a poco más de media hora de Palma en coche. Su casco antiguo es espectacular, completamente amurallado, con intrincadas callejuelas y típicas casas mallorquinas y palacetes.En las afueras, apartamentos de lujo, pisos de diseño y viviendas unifamiliares junto al mar configuran una oferta difícil de rechazar.

ALGAIDA

Algaida - Mallorca
Algaida – Mallorca

Coqueto y muy tranquilo, el municipio de Algaida está en el interior de Mallorca y abarca las zonas de Pina y Randa, donde gastronomía, naturaleza y tradición se abrazan para ofrecer a sus habitantes un lugar único. Un pueblo en el que disfrutar del encanto de residir en uno de esos pueblos a los que el progreso ha permitido adaptarse sin perder su esencia. Situado en la zona central de Mallorca, al este de Palma, es uno de los más interesantes para los que estén pensando en comprar una casa familiar y trabajar en la capital.A tan solo 15-20 minutos del centro, Algaida combina todo lo que una familia puede desear: servicios, cultura, ocio… Además, a un paso se encuentran municipios como Montuiri, Lloret de Vista Alegre o Santa Eugenia.

ANDRATX

Lugar de residencia preferido por los extranjeros que buscan una segunda vivienda en Mallorca y por algunas de las personalidades más cotizadas en el mundo de la política, la moda, el arte y la alta sociedad europea, Andratx es uno de los pueblos más exclusivos de Mallorca. Tiene la ventaja de estar al pie de la Serra de Tramuntana, muy cerca de la maravillosa zona costera de Sant Elma y el islote de Sa Dragonera, el pueblo serrano de Estellencs y el pico de Es Galatzó. Además de montaña, Andratx es valorado porque, aún sin dejar el encanto de pueblo mediterráneo, ofrece todos los servicios, una agenda cultural capaz de competir con Palma, un ambiente de primera y la calma de una de las zonas de costa de referencia en todo el Mediterráneo.

ARENAL

El Arenal de Llucmajor es una de las zonas más vinculadas a Palma, no solo por su cercanía (a menos de 10 minutos en coche y perfectamente conectada por autopista y transporte público) sino porque forma parte de la historia de la ciudad siendo, hace varias décadas, el lugar de veraneo de muchos de los mallorquines residentes en la capital. Aún hoy son mayoría los que cuentan con una segunda vivienda en esta zona de costa, abierta de forma espectacular a la bahía de Palma y rozando ya la parte más residencial de la misma, donde se entremezclan urbanizaciones exclusivas, casas unifamiliares de toda la vida, pequeñas viviendas, hoteles y apartamentos destinados principalmente al alquiler de vacaciones. El Arenal es práctico y económico, un lujo del que muy pocas zonas cercanas a Palma pueden presumir.

BINIAMAR

Naturaleza, campo y vida tranquila. Biniamar es un reducto ajeno al tiempo, donde vivir es sumergirse en la paz del campo mallorquín y despertar rodeado de increíbles parajes a los pies de la Serra de Tramuntana. Integrado en el municipio de Selva, pertenece a la comarca del Raiguer, una de las más vinculadas -aún hoy- a la vida agrícola y más tradicional de Mallorca.Está justo entre Lloseta e Inca y en él solo viven unas 300 personas. No obstante, cuenta con buenos servicios y conexiones con toda la zona, estando a menos 45 minutos de Palma en coche. Es un sitio ideal para comprar una segunda vivienda en Mallorca y para los que quieren dejar la ciudad en busca de una vida más pausada, agradable y sencilla.

BINISSALEM

Tierra de vinos, en Binissalem se producen algunos de los caldos más excepcionales de Mallorca y, de hecho, tienen su propia denominación de origen. En un paraje protagonizado por viñedos, campos de cultivo y todo tipo de vegetación típicamente mediterránea, es un municipio del interior de la isla, también ubicado en la comarca del Raiguer, siendo uno de sus principales pueblos. Cuenta con casi 7.000 habitantes y posee todo tipo de servicios. Conectado por carretera con Sencelles, Consell, Santa Eugenia y Santa María del Camí, conforma un destino único en la zona central de Mallorca al que si uno va, siempre vuelve. Además de cómodo, por sus buenas conexiones por autopista con Palma e Inca, representa un lugar perfecto para vivir tranquilo, con todo el encanto de un pueblo netamente agricultor y ganadero, pero sin tener que, por ello, renunciar a las ventajas de un núcleo de población grande.

BUNYOLA

En interior de Mallorca, muy cerca de Palma, esconde pueblos de belleza única. Uno de ellos es, sin duda, Bunyola (Buñola), ubicado a los pies de la Serra de Tramuntana, inmerso ya entre montañas, fincas de cultivo, pinos, encinas y olivares. Buñola conserva esa imagen de pueblo de montaña que invita a disfrutar de la naturaleza, en un ambiente tranquilo y cercano. Su cercanía a Palma lo convierte en una de las zonas de Mallorca preferidas para vivir por los que trabajan en la capital. Su carácter acogedor, su cuidada estética de pequeñas casas de piedra típicamente mallorquinas y una población de más de 6.600 personas le dan la ventaja de ofrecer un encanto único sin renunciar a los servicios más completos que brinda la capital. Muy cerca de Buñola se encuentran además paraísos de descanso y naturaleza como la finca pública Raixa, la sierra de Alfabia y el pequeño pueblo de Orient. Por sus alrededores se concentran numerosas rutas de senderismo y áreas ideales para la práctica de deportes de montaña como la escalada.

CALVIÀ

Calviá es uno de los municipios de referencia de Mallorca, uno de los más grandes y completos en servicios, de gran afluencia turística y con un grueso de más de 52.200 residentes. Posee una de las costas más bonitas de la isla, salpicada de pequeñas calas de roca y aguas turquesa, colinas que miran al mar y en las que se ubican algunas de las más espectaculares villas de lujo en Mallorca. Estas características sumadas a su cercanía a la capital (Calvià está a solo 20 minutos de Palma por autopista. Su gran crecimiento ha dado lugar a que dentro del municipio se consoliden grandes zonas de residencia habitual y vacacionales de primer orden, como Puerto Portals, Bendinat, Son Caliu, Palmanova, Capdellà o Santa Ponsa, con su magnífica bahía. Todas ellas cuentan con modernos y completos servicios, a la altura -en muchos casos- de los de la capital, por lo que se ha convertido casi en una extensión de Palma, siendo el lugar preferido para vivir en Mallorca junto al mar, fuera del gran núcleo urbano, pero con todo al alcance de la mano. Ideal para los que tengan niños y quieran comprar un piso en Mallorca cerca de la playa, a buen precio y con calidad. Muchos de los principales colegios internacionales de Mallorca tienen sede aquí, asimismo concentra los mejores campos de golf del oeste de Mallorca, zonas para practicar todo tipo de deportes y puertos deportivos de primer nivel.

CAMPOS

Sur, largas playas de arena, pequeñas casas de piedra construidas a la antigua usanza y reformadas con delicadez, bares y tabernas típicas, plazas, mercados, colegios y pabellones deportivos…Campos aglutina todo lo que uno puede desear para vivir en Mallorca lejos del bullicio y el estrés de la capital, pero a solo 40 minutos de ésta. Es un pueblo de interior pero tiene zonas de costa cuya espectacularidad las ha llevado a ser conocidas en todo el mundo: la playa de Es Trenc pertenece a este municipio, así como la de Ses Covetes, en la zona de Sa Rápita, una de las mejores para comprar una casa junto al mar en Mallorca. De hecho, son muchos los mallorquines que cuentan con una segunda vivienda en este pequeño núcleo costero de Campos que mira al Mediterráneo. El centro de Campos no tiene playa pero sí goza de excelentes servicios y es uno de los mejores conectados de la zona sur de Mallorca. Muy cerca están lugares tan interesantes como las termas de la Font Santa, Llucmajor, Santanyí, Felanitx y Ses Salines, el extremo más al sur de la isla, desde el cual se ve perfectamente el islote de Cabrera.

CAPDELLÀ

Volvemos a Calvià, en este caso al pequeño pueblo de Capdellà. Es uno de los pueblos de este municipio más exclusivos, donde es posible encontrar decneas de casas de diseño y villas de lujo. Su tranquilidad lo ha convertido en un cobijo perfecto para la lata sociedad local y extranjera, que se concentran aquí conformando una comunidad que ronda ya los mil habitantes. Una de sus características más llamativas es que Capdellà está ubicado en el monte Puig de sa Grua y cuenta con unas vistas de excepción al mar desde todas sus viviendas, algunas con piscinas construidas sobre las laderas de la colina, justo sobre el Mediterráneo. Está muy cerca del municipio de Andratx, donde tiene a su disposición todos los servicios, desde colegios exclusivos a algunos de los mejores resturantes, tiendas y galerías de arte de Mallorca. En definitiva, Capdellà es un lugar ideal para comprar una vivienda de lujo y disfrutar de los encantos más sofisticados de la costa mallorquina.

COLONIA DE SANT JORDI

La Colonia de Sant Jordi es una referencia para todos los mallorquines cuando se habla de verano y vacaciones. Es uno de los lugares en los que buena parte de los locales acuden a disfrutar del mar y del relax que este acogedor pueblo costero ofrece. Perfectamente equipado con servicios de primer nivel, destaca como la zona en la que comprar una segunda vivienda en Mallorca sin necesidad de alejarse demasiado de Palma, ya que cuenta con una buena conexión con la capital por carretera. El trayecto hasta Palma es de unos 45 minutos o menos y, a cambio, todo el que vive allí puede presumir de despertar cada mañana al lado de algunas de las playas vírgenes de Mallorca más espectaculares: Es Trenc, Es Caragol, Es Carbó y Es Dolç. Un auténtico paraíso mediterráneo donde la gastronomía es uno de sus puntales. Aquí, de hecho, se encuentran algunos de los restaurantes de pescado, marisco y paellas más famosos de Mallorca, así como escuelas deportivas y bazares. Ocupa un lugar primordial en la zona sureste de Mallorca, con vistas directas sobre la isla de Cabrera (de hecho, es desde la Colonia de Sant Jordi desde donde salen los barcos que van al islote en verano), y conserva aún todo su encanto de pueblo de pescadores a pesar de la gran presión turística.

EL TORO

Exclusiva, muy tranquila, natural y con excelentes conexiones, El Toro está dentro del municipio de Calvià y recoge su nombre de la isla que hay justo frente a su costa. Muy cerca está la zona de Port Adriano, una de las marinas deportivas mas lujosas del Mediterráneo y a la que cada verano acude lo mejor de la alta sociedad europea y amantes de los yates de todo el mundo. Comprar una casa en El Toro supone garantía de tranquilidad y un ambiente selecto. Cuenta con cómodos servicios, entre los que destaca un afamado restaurante thailandés, campos de golf, puerto, colegios, centros de atención médica, escuelas deportivas… En realidad, es una gran urbanización moderna, joven y con vistas a la bahía, ya que muchas de las viviendas que hay en El Toro están incustradas en los mismos acantilados de su costa, con accesos directos a pequeñas calas de aguas turquesa y sin apenas afluencia de gente, más que sus propios residentes. 

ESPORLES

Para los que quieren comprar una casa de campo en Mallorca, Esporles (Esporlas) es una de las mejores alternativas. Este acogedor municipio de la Serra de Tramuntana es uno de los lugares de residencia más recomendables de Mallorca. A solo 10 minutos en coche del centro de Palma, Esporles ofrece esa imagen impagable de pueblo de montaña, rodeado de hermosas colinas, naturaleza virgen y salpicado de bonitas viviendas unifamiliares con jardines, huertos, pequeñas fincas de cultivo y un riachuelo que lo cruza. Eminentemente vinculado a la agricultura por tradición, ahora es uno de los municipios turísticos más visitados de Mallorca por su belleza. Todas las casas en Esporles guardan una estética tradicional cuidada al detalle, sus callejuelas configuran un agradable entramado en el que perderse a pasear y su plaza central acoge cada día un animado ambiente de locales y turistas que acuden a tomar un aperitivo o merienda después de realizar alguna de las excursiones por la Tramuntana que tienen su punto de partida en la localidad. Algunas delas urbanizaciones más recomendables de Esporlas son las de Es Verger y Ses Rotgetes.

INCA

Junto con Manacor, Calvià y Palma, Inca es otro de los grandes municipios de Mallorca. Ideal para los que quieren comprar una vivienda en Mallorca cerca de todo pero lejos del estrés de la capital. Inca es, en esencia, un pueblo, con alma de pueblo y ambiente de pueblo: tranquilo, cómodo, rodeado de naturaleza y fincas agrícolas, muy cerca del norte de Mallorca, pero de interior, a unos 20 minutos de la playa y de Palma por autopista. La compra de pisos o apartamentos en Inca es económica y las edificaciones son de calidad y muy variadas. Se pueden encontrar desde pisos para familias a casas de campo tradicionales o villas de lujo en las afueras. Actualmente tiene unos 31.000 vecinos, muchos de los cuales trabajan en el mismo pueblo o en Palma. Y es que Inca destaca en la isla como uno de sus núcleos con más empleo: aquí radica buena parte de la industria del calzado mallorquín en la que sobresalen firmas internacionales como Camper, Lotusse, Barrats, Farrutx… Comprar en Inca, en este sentido, es un acierto porque no solo combina el atractivo turístico propio de Mallorca sino que ofrece todas las ventajas de una ciudad en miniatura.

MANCOR DE LA VALL

En la hermosa comarca del Raiguer, desde la Serra de Tramuntana pero ya adentrándose hacia el Pla de Mallorca (el llano), Mancor de la Vall destaca como uno de los municipios más naturales y mejor conservados de toda esta zona interior de la isla, entre los pueblos de Selva, Escorca, Lloseta, Inca y Alaró. Con poco más de 1.300 habitantes, tiene lo mejor de un pueblecito  de montaña combinado con las ventajas de ser una localidad con completos servicios sanitarios, educativos y comerciales. El transporte desde Mancor es muy cómodo ya que conecta rápidamente con la autopista de Inca y esto permite que, a pesar de estar en el corazón de este fértil valle de Mallorca, el trayecto hasta Palma sea de unos 40-45 minutos. Mancor de la Vall es un lugar para vivir tranquilo, disfrutar del encanto de la Mallorca más agricultora y de su gente, ya que el ambiente entre los vecinos es cercano y muy agradable. Aunque recibe turistas cada año, es cierto que no se encuentra en las grandes rutas turísticas, lo que le permite conservar intacto el encanto de pueblo tradicional.

MARRATXÍ

Cuando se habla de Marratxí, más que de un municipio de Mallorca, se tendría que hablar ya de un barrio de la capital. Marratxí está a solo 10 minutos en coche del centro de Palma, cuenta con línea de metro que conecta ambos núcleos y, con los años, se ha convertido en una de las zonas más recomendables para vivir cerca de Palma sin renunciar a la tranquilidad de un pueblo. El ambiente es joven, de familias con niños pequeños que apuestan por residir un poco más lejos del centro para ganar calidad de vida. Hay numerosas urbanizaciones y viviendas de nueva construcción a buen precio que ofrecen todo: terrazas, azoteas, jardines, servicios deportivos comunitarios, están cerca de colegios de primer nivel, guarderías, supermercados… Y su centro antiguo es acogedor y animado. Al contrario que otros muchos, no tiene la presión turística propia de la isla y esto permite a sus residentes crear una comunidad compacta, tranquila y agradable, a pesar de sumar más de 35.000 vecinos.

MONTUÏRI

El que busca un pueblo lleno de autenticidad y espíritu mallorquín, en Montuiri encontrará un lugar para quedarse. Aún siendo uno de los municipios con gran afluencia turística de Mallorca debido a su cercanía a Palma, la paz y el carácter tranquilo reinan en todas sus calles y en su hermoso paisaje. Inmerso en el llamado Pla de Mallorca, es uno de los pocos pueblos de la zona que no rinde honor al llano: está situado en una pequeña colina desde la que se puede observar toda la comarca. Para llegar desde Palma, basta tomar la carretera que conecta la capital con Manacor durante unos 20-25 minutos. Valles y montes, extensos campos de cultivo, olivares, encinares… Montuiri es naturaleza y calma. Sus viviendas guardan todos los cánones de la arquitectura típica de Mallorca, con pequeños bloques de máximo dos o tres plantas o bien casas unifamiliares que miran a sus callejuelas a través de galerías y las tradicionales contras mallorquinas que las protege del intenso sol del verano. Comprar una vivienda en Montuiri o alquilar un apartamento es bastante económico y sobre todo recomendable para los que deseen un lugar tranquilo de verdad para vivir.

PALMA DE MALLORCA

La capital de Baleares es el corazón administrativo, comercial, cultural y de ocio de Mallorca. Con casi 400.000 vecinos, la ciudad es una de las más cosmopolitas de todo el Mediterráneo. De ambiente ecléctico, con una alta presión turística pero agradables espacios pensados para el ciudadano, Palma mira al mar y ofrece excelentes zonas para vivir y disfrutar de su animado día a día. Dividida por el semicírculo de las Avenidas, ofrece una parte más residencial y un centro bullicioso, perfecto para los que quieran comprar una vivienda en el corazón mismo de Mallorca. Las zonas del centro de Palma en auge actualmente son el barrio de Santa Catalina, muy recurrido por los que quieren alquilar un ático en Palma o un piso moderno rodeado de uno de los ambientes más exclusivos y animados de la ciudad. Su mercado tradicional es el punto de encuentro para comprar productos frescos de máxima calidad y picotear algo los fines de semana durante el aperitio. El ocio nocturno también es un plus en este barrio cercano al Paseo Marítimo. El casco antiguo es otro de los lugares que ha cobrado más importancia inmobiliaria en los últimos años. Antes medio abandonado, ahora se revitaliza con modernos hoteles y pisos junto a la plaza Mayor que todavía conservan el encanto de esta zona histórica de Palma, pero con mejores servicios y un necesario lavado de cara. Palacetes, lofts, plantas bajas con patio, áticos y dúplex conforman una oferta muy variada a la hora de comprar un piso en el centro de Palma o de alquilar, tanto para todo el año como para alquiler vacacional, especialmente orientado a extranjeros. Los precios, asimismo, son muy variables de unas zonas a otras, siendo más económico comprar un piso en Palma en las zonas exteriores a Avenidas que en el propio centro.

PALMANOVA

Situada junto a una increíble playa de arena blanca de 1 km, Palmanova forma parte del municipio de Calvià y es un referente turístico mundial, especialmente entre los viajeros británicos. Sin embargo, cuenta con un grueso de residentes locales que la convierte en un lugar ideal para vivir todo el año aprovechando los completos servicios con los que se la ha dotado para poder asumir su gran afluencia de turistas anuales. Con unos 7.000 vecinos, puede considerarse uno de los pueblos costeros  más recomendables para comprar una vivienda en Mallorca, sobre todo para el que trabaja en Palma o para los que tienen niños. Sus cómodas conexiones con el centro de la capital, que está a menos de 20 minutos en coche por autopista, y sus completos servicios sanitarios, deportivos, educativos, comerciales y de ocio hacen de Palmanova lo que se podría considerar casi un barrio residencial de una gran ciudad. De hecho, en sus orígenes se pensó como tal. Su agradable paisaje y entorno, llevan a muchos residentes de Palma a escaparse los fines de semana a Palmanova para disfrutar de un cómodo paseo junto al mar, tomar una copa o comer en alguno de sus restaurantes. Su playa es la única de toda Mallorca que consiguió una Q de calidad.

PEGUERA

Seguimos por la costa de Calvià hasta llegar a Peguera, uno de sus núcleos costeros que concentra mayor número de grandes playas. Construido entorno a las mismas (3 son las principales), ha crecido sumando hoteles, apartamentos vacacionales y resorts pensados para el turista, pero también ofrece una buena alternativa de residencia para los que quieran comprar un apartamento junto al mar en Mallorca a buen precio. Tiene las mismas ventajas de cercanía a Palma que algunas de las zonas citadas anteriormente, con la exclusividad de poder ofrecer algunos de los arenales más completos de Mallorca. Asimismo, es digno de mención su entorno natural, enmarcado por algunas pequeñas colinas que avanan el nacimiento de la Serra de Tramuntana detrás, sus comercios, sus restaurantes y sus pequeñas calas de roca al borde de los acantilados.

PORT D’ ALCUDIA

Es el puerto del municipio de Alcudia. Por la belleza de sus playas y su gran atracción turística, ha crecido en las últimas décadas configurándose con una zona de alto nivel residencial, con casas unifamiliares a las afueras, pisos en el centro y hoteles a lo largo de su playa, que es, sin duda, una de las más espectaculares de Mallorca. Para los que quieren comprar una segunda vivienda al lado del mar, Port d’Alcudia es una de las mejores opciones que ofrece Mallorca. Las vistas a la bahía de Alcudia son una de sus grandes ventajas, así como su proximidad a la playa de Muro, Pollença y el famoso Cabo Formentor. Con colegios, centros sanitarios y superficies comerciales de todo tipo, cuenta con todo lo necesario para vivir sin necesidad de tener que acercarse a Palma, que está a unos 50 minutos en coche de esta zona de la costa norte de Mallorca.

SA CABANETA

Acogedor y eminentemente residencial, Sa Cabaneta es una de las zonas para vivir cerca de Palma con la tranquilidad propia de un pequeño pueblo pero con viviendas nuevas, urbanizaciones con todos los servicios y una de las mejores conexiones por carretera con el centro de la ciudad. Sa Cabaneta pertenece al municipio de Marratxí, pero se ha convertido en un lugar con entidad propia, perfecto para los que vivan de alquiler en Palma y quieran comprar una casa más amplia en un entorno más tranquilo y cómodo para criar a los niños. El ambiente, de hecho, es muy familiar y dispone de muchas zonas de esparcimiento para los críos, un instituto público, guarderías, supermercados, atención sanitaria… Todo lo necesario para disfrutar del día a día lejos del rumor de la ciudad, en plena naturaleza.

SANTA EUGENIA

De marcada esencia agrícola, el pueblo de Santa Eugenia es uno de los más representativos del Pla de Mallorca. Un tradicional pueblo de interior en cuyas tardes de verano, los vecinos sacan sus sillas a la calle o a la plaza y se sientan a ver el tiempo pasar con la lentitud y la calma que parece tocar todo en este pequeño punto del interior de Mallorca Muy cerca de Algaida, Sencelles, Palma y Santa María del Camí, está justo al final de la ladera de un pequeño monte que recibe su mismo nombre. Aquí, comprar una casa en Mallorca de arquitectura tradicional y con un pequeño terreno es un sueño que muchos han hecho ya realidad, sumando ahora un total de 1.700 vecinos. El pueblo, aunque pequeño, cuenta con todo tipo de servicios y es, además, muy cómodo para los que trabajan en Palma pero no quieren vivir en el centro de la ciudad.

SANTA MARIA DEL CAMÍ

Pegado a Marratxí, Santa María del Camí ofrece las mismas posibilidades de comprar una casa cerca de Palma pero con el encanto añadido de estar en uno de los pueblos que rodean a la capital con más encanto, historia y tradición. Es un pueblo pequeño, de unos 6.500 vecinos, calles tranquilas y cuidadas y una estética típica de los pueblos de interior de Mallorca. Tiene una bonita inglesia, cuyo campanario saluda al visitante y al que pasa cerca del pueblo con bellos colores, y la plaza central del pueblo es un lugar siempre animado en el que se pueden encontrar desde vecinos tomando el café o el aperitivo a grupos de cicloturistas que están de paso. Cuenta con bares, restaurantes, supermercados, atención sanitaria y educativa, zonas para practicar deporte y, sobre todo, un área natural con fincas, huertos y campo virgen que hace las delicias de los que disfrutan estando en el campo. Muy cerca, además de Palma, están otros pueblos hermosos como Consell o Bunoyla. El acceso por carretera desde Palma es cómodo y muy sencillo.

SANTA PONSA

Uno de los mayores núcleos de Calvià es Santa Ponsa, un pueblo costero y familiar en el que disfrutar de la playa y de todo el confort que ofrecen sus modernos servicios, preparados para recibir cada año a miles de turistas. Aún siendo un referente de vacaciones en Mallorca, Santa Ponsa tiene un toque especial que lo convierte en uno de esos pueblos mediterráneos en los que quedarse a vivir. Rodeado de naturaleza y dibujado en torno a una espectacular bahía, uno de sus puntos fuertes es su bonita playa de 1,5 km y sus calas, cuenta con un pequeño puerto deportivo y con una gran concentración de hoteles y complejos de apartamentos en primera línea de mar. Allí viven actualmente más de 10.000 personas durante todo el año y es un lugar ideal para comprar un apartamento o una casa en Mallorca a orillas del Mediterráneo. 

SON FERRIOL

Son Ferriol es propiamente un barrio residencial de Palma, situado a 6 km del centro de la ciudad y con todo tipo de servicios. Es uno de los barrios que más ha crecido en las últimas décadas y uno de los pocos lugares donde es posible encontrar ofertas de pisos en Mallorca económicas. La mayoría del barrio está integrado por bloques de viviendas nuevas, pisos amplios pensados especialmente para familias y con todo lo necesario para vivir prácticamente en la puerta de casa. Una de las ventajas de Son Ferriol a la hora de elegirlo como lugar de residencia es que está bien conectado con el centro de Palma por transporte público y que, en coche particular, está apenas a 5 minutos del centro. Además, el barrio posee bonitas zonas ajardinadas, vistas a la Serra de Tramuntana y espacios especialmente creados para el ocio en familia.

VALLDEMOSSA

Nadie que visita Mallorca se va sin pasar por este pequeño pueblo de la Serra de Tramuntana. Famoso por haber sido el lugar de residencia elegido por Chopin y su mujer, la escritora George Sand, hoy en día sigue siendo el pueblo preferido por muchos artistas -especialmente pintores- para vivir en Mallorca. Valldemossa conserva intacto todo su encanto, con sus callejuelas empinadas llenas de macetas con flores a las puertas de las casas y colgando de sus balcones, sus casitas de piedra y sus muros mallorquines, su inconfundible cartuja y su espectacular ubicación en lo alto de una pequeña colina, por cuya ladera dividida en terrazas descienden bonitas casas unifamiliares rodeadas de huertos y fincas de cultivo. El ambiente nunca falta en este municipio turístico de la sierra mallorquina, tanto en verano como en invierno, porque uno siempre encuentra una excusa para hacer un alto en el camino y parar a tomar un granizado de almendra o un chocolate con churros con su deliciosa coca de patata, el dulce más tradicional del pueblo. Comprar una casa en Valldemossa supone una gran inversión ya que es uno de los pueblos más exclusivos y cuidados de la isla. Además, está a unos 20 minutos en coche del centro de Palma.